golf

Remontando del pasado y trayendo al presente al golf

Si eres como yo, que cuando tomas tus clases de golf llega un momento en donde la imaginación te lleva a otras épocas y te preguntas sobre cómo habrán comenzado aquellos primeros golfistas a jugar en lo que llamaran campo o green.

Definitivamente, las condiciones en aquellos siglos, XVIII o XIX, no tienen nada que ver con nuestra época.

En esos días, desde la condición del green hasta la confección de los palos, eran hechos a mano.

Durante esa época, los bosques eran los campos del rey, donde podían jugar, mientras que los palos eran tallados y ensamblados por los propios jugadores.

Estos eran hechos con madera de haya, madera de fruto, ceniza, o madera de espina para las cabezas y nogal para el eje.

A lo largo de la década de 1800, la cabeza de madera era larga, de cinco a seis pulgadas (entre 10 y 15 cm) y se parecían mucho a la cabeza de un bastón.

golf2

Hasta finales de 1800, aparecieron los palos de hierro, que ayudaron a sacar los puntos ásperos, y aquellos jugadores probablemente sólo tenían un palo, hecho probablemente de bronce o hierro fundido.

Peculiar y suave debería ser el golpe que se le daba con un palo de hierro a la pelota, porque muy probablemente, ante un fuerte golpe, la pelota de golf rellena de plumas de entonces se rompería a la mitad.

Así es, las pelotas en ese entonces estaban llenas de plumas y son las antecesoras de la pelota de goma hecha de gutta-percha, inventada posteriormente.

Entre los palos más característicos están los putters, que son probablemente los más retocados en la historia del golf.

Por esa razón, hay docenas de increíbles versiones durante la historia de este palo, debido a que las diferentes variedades de putters han sido diseñadas para distancias pequeñas, en donde con un fino toque se busque un tiro de mucha precisión o fineza para meter la pelota en el hoyo.

Hoy en día, podemos ver putters futuristas de alta tecnología, o si prefieres algo menos común, existen putters extraños, que bien te pueden diferenciar entre tus compañeros de juego.

Regresando a las pelotas de golf… ¿te imaginas pegarle a una bola hecha de madera?

Las pelotas de golf originales fueron hechas de madera, seguidas rápidamente de sacos de cuero, fuertemente rellenos con plumas de ganso, llamados plumaje.

clases-de-golf

En 1848, las pelotas más baratas se comenzaron hacer de gutta-percha, que eran hechas con la savia de un árbol gomoso, lo que permitió a los jugadores golpear las bolas alrededor de un pedacito de green sin partirlas fácilmente.

En estos días, las pelotas de golf se hacen generalmente con un núcleo de goma o líquido rodeado estratégicamente por una resina.

La gran mayoría de las pelotas de golf son blancas, pero existen sus versiones en colores que le añaden un toque de color al verde del green.

Como verás, mucho ha cambiado el equipo de golf de aquellas épocas a la fecha, sin embargo, la pasión que uno tiene por este deporte, sigue tan fiel y parecida como quienes comenzaron a jugarlo por primera vez.

nopales-jpg-imgw-1280-1280

La gastronomía mexicana, tomando ingredientes ancestrales

En todos los países del mundo existen platillos que tienen una representación prácticamente simbólica y universal.

Pensar en hamburguesas y hotdogs nos lleva inmediatamente pensar en los Estados Unidos, en cambio, si hablamos de caracoles, baguettes o crepas Francia, resalta de inmediato

Pensar en Italia es casi sinónimo de pastas o pizza y en México… por supuesto, ¡los tacos!

En todo el territorio nacional, el taco es un digno representante e incluso existen especialidades por regiones que a veces suelen ser diferentes entre sí o más populares ciertas combinaciones o ingredientes.

Por ejemplo, las taquizas en el DF destacan por tener una enorme variedad a lo largo y ancho de la ciudad, donde los puestos callejeros suelen ser de los más solicitados y entre los tacos más solicitados son los de carne de suadero, al pastor y de canasta.

Por supuesto no podemos olvidar aquellos que son para los que gustan de lo “extraño”, por lo que los tacos de cabeza y panza son los más buscados.

Y qué me dices de los que “levantan muertos”, son aquellos tacos que se apetecen después de una noche de fiesta. En este escenario figuran los tacos de birria, pancita y barbacoa.

Como te mencioné, a lo largo y ancho del país existen ingredientes que hacen que su gastronomía sea única, además que ha llegado a captar a paladares extranjeros.

En esta gama podemos destacar aquellos platillos que bien pueden acompañarse de tortillas y crear un delicioso taco, solo que son platillos un tanto fuera de lo común.

20110326-cocina-jalisciense-variedad-con-gran-sazon-01

Pues bien, sabemos que tenemos el grupo de las carnes destacándose la carne de cerdo, pollo, res, borrego y cabrito. Además de esta variedad, encontramos lugares donde es apreciada y consumida la carne de rana toro, lomo de jabalí o la carne de cocodrilo, esto en Jalisco.

Hidalgo se destaca por sus creaciones de comida exótica a base de tacos de carne de zorrillo, xincoyote, tlacuache, ratón, ardilla, lagartija y víbora.

O en Yucatán es apreciada la carne de venado.

Existen además platillos exóticos elaborados con insectos (etnomofagia) y flores comestibles (florifagia).

En donde nuevamente Hidalgo resalta en ambos rubros con la etnomofagia, representada por la comida con insectos como chicharras, escamoles, chinicuiles, caracoles y chapulines.

Y en la florifagia, resalta la flor de garambullo y la de palma.

En Tlaxcala, se consumen los gusanos de maguey, ya sea en su variedad blanco o rojo, son los más solicitados, siendo además un platillo exótico de elevado valor económico.

Oaxaca es otro estado exponente de tradicionales platillos a base de hormiga chicatana, chapulines, los chinicuiles y acociles.

Y cerramos este pequeño paseo en Querétaro, donde se come la tantarria, un insecto que por cientos de años ha sido un ingrediente exótico gustado por los otomíes y es una muestra clara de la gastronomía del semidesierto.

Todos estos platillos tienen como complementos la tortilla y salsas que se han creado exclusivamente para cada uno de dichos platillos, más lo que el platillo incluya.

Aquí el reto para aquellos que ven por primera vez cualquier platillo exótico de nuestro país es darse la oportunidad de probarlo, por lo que la valentía es una gran virtud del comensal.